No hace falta una vida llena de experiencia para acumular una riqueza suficiente para cambiar nuestra realidad. En muchos casos, el ingenio, la innovación y la capacidad para crear negocios llega en una temprana edad y puede disponernos a acrecentar nuestras cuentas bancarias de forma casi inmediata.

Tik Tok se ha convertido en el último año, en una de las redes sociales preferidas de los jóvenes (y no tan jóvenes) en todo el mundo. Muy conocido es el nombre de su creador, el empresario chino Zhang Yiming, y muy entendible es que su fortuna ascienda hasta los 16.200 millones de dólares. Pero como ha sucedido en otras redes sociales anteriormente, cada uno de estos nuevos desarrollos tecnológicos es la oportunidad perfecta para que aquellas personas con aires creativos, expongan todo su potencial. Estos son solo tres ejemplos de personas que han sabido cómo aprovechar las facilidades que nos ofrece el mundo de hoy.

Tal es el caso de Addison Rae, una joven de 19 años que se vio “obligada” a dejar su carrera de periodismo en la universidad debido a sus exorbitantes ingresos de 5 millones de dólares en tan solo un año. Este incremento en su patrimonio personal, se basa en los auspicios publicitarios que publica en su perfil, con más de 55 millones de seguidores. Pero además participa en el proyecto The Hype House, que consiste en una mansión ubicada en Los Ángeles, en la que conviven algunos de los perfiles más famosos de la mencionada red social.
Según la revista Forbes, Addison Rae ya está por lanzar su propia marca de maquillaje que se llamará Item Beauty y sigue recibiendo millones de dólares por publicidad, mientras su fortuna sigue creciendo al ritmo en que crecen sus ideas.

 Avi Schiffmann, es un joven de tan solo 17 años de edad nacido en California que ha logrado llevar a la práctica el razonamiento de que la palabra “Crisis” significa “Peligro y Oportunidad” en el idioma chino. Y es que con la aparición de la pandemia en el 2020, este estudiante de secundaria de Washington decidió crear una página web para recopilar información sobre la evolución de los casos de infectados, ya que en su opinión los datos brindados por diferentes fuentes alrededor del mundo confundían a los usuarios.
En tan solo unos días, la web de Avi consiguió un promedio de 30 millones de visitas diarias, y ahí fue donde las grandes empresas de publicidad quisieron participar del proyecto, hasta que según el propio protagonista, una de estas compañías, puso sobre la mesa un contrato de 7 millones de euros a cambio de anunciarse en el sitio web, prometiéndole que en pocos meses sus ganancias ascenderían a los 30 millones. A esta altura el lector se preguntará cómo alguien puede ofrecer 7 millones de euros en publicidad, pero lo que en realidad debería preguntarse es cómo alguien puede ¡Rechazar esa oferta!: “Tengo solo 17 años, no necesito 7 millones de euros. No quiero ser un especulador, y no quiero estropear la experiencia del usuario que quiera conocer las cifras con continuos banners de publicidad que iban a saltar en la pantalla, dificultando sus posibilidades de informarse con continuos anuncios “, explicó el joven en su entrevista con Business Insider. Si bien es cierto que aún no ha aceptado su millonaria oferta, también está muy claro no es necesario que haya otra crisis para que aparezcan más oportunidades en la vida del chico de California.

Otra chica que supo sacarle provecho a su capacidad desde la escuela secundaria es Noa Mintz, quien tiene hoy 20 años, pero desde que cumplió los 15 en 2015, supo cómo cubrir una necesidad latente en la ciudad de Nueva York. Su proyecto en forma de aplicación para móviles se llamó Nannies by Noa y llegó para conseguir niñera de manera rápida y sencilla, uniendo a las familias con su cuidadora ideal. El negocio de Noa ha tenido tanto éxito que la joven fue nombrada como una de los “18 innovadores que están cambiando el mundo” por la revista Fortune y hoy en 2020, su idea alcanza la suma de más de 500.000 dólares al año.