Invertir tu dinero es necesario, no solo para crecer tu dinero ahora mismo sino para tener reservas para tus años de vejez. Si aún no has comenzado, el mejor momento es ahora. Debes encontrar vehículos de inversión que se adecuen a tus objetivos y personalidad. Si tienes poco dinero para comenzar, no hay problema. Hoy te traemos 5 maneras de invertir poco dinero para que lo hagas crecer de a pocos.

1) Invierte en tu fondo de emergencias

Lo primero que se recomienda hacer es destinar algo de dinero a tu fondo de emergencias. Si bien no es una inversión de alta rentabilidad, sí es muy segura. Al tener un dinero separado para usar ante cualquier eventualidad, por ejemplo, una factura médica o meses de desempleo, tienes un colchón financiero ante las emergencias. Definitivamente, este es el primer paso para ordenar tus finanzas personales. Al tener tu dinero en una cuenta bancaria, este te irá generando intereses mes a mes y aunque sean pocos, tienes la seguridad de que tienes ese dinero para sobrellevar una emergencia.

2) Invierte en tu fondo de jubilación

Puede que ahora estés en tu máxima lucidez física y mental pero no siempre será así, llegarán los años en los que no puedas trabajar como lo haces hoy y debes ir planificando tus finanzas para ese momento. Invertir algo de tu dinero en un fondo de jubilación de manera mensual hará que tu dinero vaya creciendo y tengas suficiente para vivir en tus años de vejez.

3) Invierte en un fondo de inversión

Si ya tienes tu fondo de emergencia completo y estás aportando para tu jubilación, también puedes buscar invertir otra parte de tu dinero en un fondo de inversión. Esta inversión es totalmente pasiva pues una empresa especializada maneja el dinero por ti comprando acciones y bonos a cambio de una comisión. Tú puedes elegir el fondo que mejor se acomode a ti y a tu estrategia de inversión, desde los más conservadores hasta los más agresivos.

4) Invierte en bienes raíces

No se necesita mucho dinero para invertir en bienes raíces, solo necesitas conocimiento e inteligencia financiera. Existen muchas formas de apalancarse para comprar tu bien inmueble. Por ejemplo, un préstamo bancario, fondos de inversión en bienes raíces, un socio, entre otras. Al comprar un activo de este tipo, buscas flujo de caja mes a mes, potencial de apreciación, beneficios fiscales, entre otros. No dejes de considerar esta estrategia.

5) Invierte en tu propio negocio

No puede faltar la idea de ser emprendedor. Emprender un negocio propio no tiene límites. Puede ser duro y puede que tengas que trabajar mucho al principio pero, si te va bien, tu inversión inicial crecerá exponencialmente. No tienes que ser un negocio gigante, puedes empezar de a pocos vendiendo un producto, ofreciendo un servicio o algo de forma online.

Como ya te habrás dado cuenta, invertir tu dinero es necesario y tener poco dinero para invertir nunca es una limitación. Tienes que educarte en las diferentes estrategias y poco a poco encontrar el vehículo que mejor se acomode a ti.