Existen ocasiones difíciles en la vida laboral, situaciones abrumadoras que nos desalientan. Sin embargo, en el mundo empresarial estas experiencias son más comunes de lo que parece.

Debes tomar la dificultad y convertirla en una ventaja de crecimiento, para confirmar este hecho aquí les traemos 3 empresarios que superaron momentos de crisis.

Walt Disney

Muchos conocen al gran animador y pionero en las caricaturas americanas, Walter Elias Disney, pero no todos saben que en los años 30 ocurrió una de sus pruebas más duras de superación como empresario.

En 1928 abandonó el contrato con Universal Studios y les cedió los derechos del personaje Oswald el conejo afortunado. Con su empresa a la deriva y dibujando solamente cortometrajes, cubría los gastos necesarios para realizar más trabajos pero sin una ganancia de crecimiento.

Esta situación lo llevó a una crisis económica próxima a la bancarrota, y fue en 1934 cuando ideó financiar el primer largometraje animado, con sonido y a color, Blancanieves y los siete enanitos.

La producción fue un duro golpe económico para Disney, pues tuvo que hipotecar su casa y ceder toda la fortuna que habría generado años atrás con la empresa. Los costos subieron de  230 mil dólares iniciales a 1.4 millones de dólares finalmente.

A pesar de ser el hazme reír de la crítica en Hollywood, que tildaba a la película antes de su estreno como “la locura de Disney”, esta recaudó más de 8 millones de dólares durante su lanzamiento internacional.

Convirtiéndose en un éxito sin precedentes y en la salvación de la compañía, dándoles la oportunidad de expandir los estudios de producción en Burbank, California.

Frederick W. Smith

Luego de fundar FedEx en 1973, Frederick revolucionó el servicio de entregas, y aunque sus inicios fueron poco rentables durante varios meses, logró posicionarse como una de las mejores empresas de envíos nacionales utilizando su flota de jets para el traslado de paquetes.

Pero es en 1984 que decidió convertirse en la competencia de las maquinas fax creando Zapmail, un servicio para enviar documentos.

El proyecto se inició con un presupuesto para la compañía de 350 millones de dólares, un movimiento arriesgado pues Federal Express estaba en pleno auge económico.

Para 1986 fue declarado un fracaso comercial y se abandonó la idea, con pérdidas millonarias Frederick dirigió su empresa solo a los servicios de envíos, de esta forma pudo recuperar nuevamente el control monetario.

Pronto volvería a posicionarse como una de las compañías más importantes en el país. Aprender de sus errores y abandonar malas ideas fue un factor clave para convertirse en uno de estos 3 empresarios que superaron momentos de crisis.

Mary Kay Ash

Mary Ash trabajó 25 años en la empresa Santley Home Products, pero tras sufrir injusticias por parte de sus superiores, que nunca aprobaron sus asensos, renunció en 1963.

En ese año comenzó a escribir un libro dedicado a las mujeres empresarias, aunque pronto descubrió que tendría los conocimientos necesarios para empezar su propia empresa.

Junto a su hijo, y con una inversión de 5 mil dólares, fundó ese mismo año Mary Kay Cosmetics. Actualmente la empresa cuenta con representantes en más de 35 países, generando ganancias al por mayor de 3.000 millones de dólares anuales.

Ahora que conoces la historia de estos 3 empresarios que superaron momentos de crisis, inspírate a seguir creciendo y mejorando en cada nuevo proyecto.